Registarse

Radio: No
Radio:
km Fijar radio para la geolocalización
Buscar

PSICOLOGIA FAMILIAR, QUE ES?

Psicología familiar, trata de resolver conflictos familiares o problemas de conducta individuales (depresión, inadaptación a la vida académica social o laboral, rebeldía, etc.) a través de las interacciones familiares, examinando los patrones de relación entre los distintos miembros de la familia

Las diferentes necesidades emocionales que a menudo se contraponen en los senos de las familias, los continuos cambios económicos y sociales, la presión social, el estrés y la disfuncionalidad en la que caen algunas familias como resultado del divorcio o separación de la pareja son, entre otros, algunos de los principales motivos por los cuales una familia decide acudir a terapia familiar

Los 3 líneas básicas de esta terapia son:

  1. Confrontar entre sí a los miembros de la familia
  2. Actuar directamente sobre las relaciones para detectar las posibles disfunciones.
  3. Reforzar la cohesión familiar

ORIGEN

La Psicologia familiar, tal como la conocemos actualmente, comenzó a desarrollarse en Estados Unidos a mediados del siglo XX.

Algunos de los principales pioneros de esta metodología terapéutica son:

  • Sigmund Freud, especialmente los primeros trabajos sobre el Edipo. (Freud, 1974)
  • C. Flügel, con su libro “Psicoanálisis de la familia”, publicado en 1921
  • Jacob Moreno, con sus trabajos con familias o parejas utilizando métodos psicodramáticos, editados entre 1930 y 1940
  • Natham Ackerman (1938), especialmente con el artículo “La unidad de la familia”
  • B. Richardson, y su libro ”Los pacientes tienen familia“ (1945)

A QUIEN VA DIRIGIDA

En primer lugar, los problemas familiares más importantes que requieren atención psicológica suelen ser los siguientes:

  • Padres poco implicados en el cuidado de sus hijos
  • Padres con una actitud sobreprotectora y limitadora de la autonomía de sus hijos
  • Problemas relacionados con la disciplina o rebeldía de los hijos
  • Exceso de exigencias paternas
  • Pérdida de autoridad de los padres
  • Agresividad y Violencia
  • Divorcio
  • Cambio de vida hijos
  • Falta de comunicación
  • Adicciones (drogas, alcohol, tecnología)
  • Idealización de hermanos
  • Menosprecio entre hermanos
  • Falta de comunicación entre hermanos
  • Pérdidas, duelos y experiencias traumáticas
  • Enfermedades graves
  • Acogimiento familiar y adopciones
  • Etapas de transición
  • Conflictos sociales, políticos y religiosos que pueden alterar la vida familiar
  • Problemas en el seno del matrimonioç
  • Acoso escolar

BENEFICIOS

Para los adultos, la terapia familiar también puede ayudar a prevenir alteraciones de comportamiento y potenciar sus habilidades para mejorar la satisfacción familiar y la cohesión en general.

En cuanto al niño o adolescente, éste aprende ser independiente, a tener confianza en sí mismo y adquiere nuevas herramientas y recursos que le servirán para gestionar de forma sana y eficiente cualquier conflicto o crisis en su vida.